Discursos y otros documentos del Secretario General

DILOGO DE LOS JEFES DE DELEGACIN, EL SECRETARIO GENERAL Y EL SECRETARIO GENERAL ADJUNTO CON LOS OBSERVADORES PERMANENTES, EN EL MARCO DE LA 52 ASAMBLEA GENERAL DE LA OEA

5 de octubre de 2022 - Lima, Per

La pandemia ha profundizado los problemas de pobreza y desigualdad en todos los países de nuestra América. El papel de los Observadores Permanentes es crucial para lograr articular las políticas adecuadas que nos permitan la recuperación económica y encontrar el camino al desarrollo sostenible.

Es propicio iniciar las actividades de la Asamblea General con este Diálogo de los Observadores Permanentes para intercambiar con nuestros socios ideas, experiencias y acciones conjuntas en beneficio de los pueblos de las Américas.

Gracias a la alianza con los Observadores Permanentes, la Organización y nuestros Estados Miembros están mejor posicionados para atender las vulnerabilidades estructurales y postpandemias.

Queremos destacar el liderazgo del Gobierno de Perú al poner el foco de la Asamblea General en la gran deuda histórica que tenemos con las poblaciones más vulnerables que día a día sufren la desigualdad y la discriminación.

La pandemia profundizó estas heridas. En la región más desigual del mundo, nuestros países han visto el descontento social por el aumento de la pobreza y la desigualdad de ingresos y oportunidades.

Y son las poblaciones de mujeres, de indígenas y de afrodescendientes los grupos que históricamente han estado sujetos a discriminación, poblaciones LGBTI que han visto inclinar la balanza en su contra. Para estas poblaciones, trabajar y esforzarse más no es suficiente para lograr igualdad de condiciones y movilidad social.

Alexis de Tocqueville en su obra “La Democracia en América” dijo que la igualdad de condiciones es el hecho generador de la democracia moderna. La igualdad de oportunidades y la eliminación de la pobreza crítica son principios básicos de la Carta de la OEA.

Asimismo, la Declaración y la Convención Americana sobre Derechos Humanos expresan que los valores y principios de libertad, igualdad y justicia social son intrínsecos a la democracia.

La Carta Democrática Interamericana reconoce el rol esencial de la lucha contra la pobreza para la promoción y consolidación de la democracia.

En el contexto actual donde se está cerrando el financiamiento a nuestra región y para evitar otra crisis de deuda o de década perdida, es fundamental el aumento de financiamiento de organismos multilaterales y bancos regionales.

Llamamos a los países Observadores y a los países acreedores bilaterales a comprometerse con la recuperación económica de la región.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la incidencia de la pobreza en nuestra región alcanzaría este año un 33,7 por ciento (1,6 puntos porcentuales más que en 2021), mientras que la pobreza extrema alcanzaría un 14,9 por ciento. Esta pobreza tiene cara de mujeres, de indígenas, de afrodescendientes, de migrantes, de discapacitados y de personas LGBTI.
Estas poblaciones son víctimas del cambio climático, que impulsa desplazamientos y migración.

Desde el punto de vista de la cooperación, la OEA emprende proyectos para visibilizar la voz de las poblaciones en situación de vulnerabilidad en la agenda interamericana.

Entre nuestras iniciativas, hemos desarrollado un Programa de Promoción de la Participación de Líderes Indígenas y Afrodescendientes en el Sistema Interamericano y un Proyecto Piloto de educación digital para adultos indígenas.

Apoyamos al Foro Indígena de las Américas , que cuenta con 230 líderes de comunidades indígenas y líderes gubernamentales y del turismo para fomentar la promoción del Turismo Indígena.

Para atender los derechos humanos de los diversos grupos étnicos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) creó una Relatoría sobre los Derechos de las Personas Afrodescendientes y contra la Discriminación Racial.

También trabajamos sobre la violencia y discriminación contra mujeres, niñas y adolescentes y fortalecemos las capacidades para la recepción e integración de migrantes, solicitantes de asilo, refugiados y desplazados internos.

Estos acuciantes desafíos requieren de respuestas multilaterales. Reiteramos nuestro llamado a los Observadores a apoyar a la región en estos temas.

Nelson Mandela dijo que la pobreza masiva y la desigualdad obscena son flagelos tan terribles de nuestro tiempo, que deben clasificarse junto con la esclavitud y el apartheid como males sociales.

Esperamos que la participación de los Observadores en esta Asamblea General permita potenciar la fuerza del multilateralismo para reconstruir juntos y para que nuestros pueblos puedan llevar una vida digna.

Muchas gracias