Discursos y otros documentos del Secretario General

DILOGO DE LOS JEFES DE DELEGACIN, EL SG Y EL SGA CON REPRESENTANTES DE LA SOCIEDAD CIVIL, LOS TRABAJADORES, EL SECTOR PRIVADO Y OTROS ACTORES SOCIALES, EN EL MARCO DE LA 52 ASAMBLEA GENERAL DE LA OEA

5 de octubre de 2022 - Lima, Per

Saludamos la participación y compromiso activo que han tenido las organizaciones de la Sociedad Civil y de otras fuerzas vivas durante estos dos años de pandemia que nos han permitido continuar dialogando y trabajando en conjunto, aún con el distanciamiento físico.

La pandemia de COVID-19 ha tenido un efecto adverso en la calidad de vida de muchas personas de la región, sobre todo para las familias en situaciones de vulnerabilidad que han sido más afectadas por la enfermedad, debido, entre otras cuestiones, a políticas excluyentes y al acceso desigual a atención a la salud y a otros derechos básicos.

Muchas familias están pasando por un momento difícil al comenzar a salir de la pandemia debido a la recesión económica, los problemas de las cadenas de suministro y el aumento de los precios del petróleo.

El lema elegido para esta quincuagésima segunda Asamblea General, Juntos contra la desigualdad y la discriminación, es una reflexión que requiere que podamos escuchar con atención las perspectivas de la sociedad civil, el sector privado, la juventud y los trabajadores.

Asimismo, también exige que podamos ingresar a este diálogo con una visión de trabajo en común para el futuro.

La situación que vive nuestra región presenta diversos retos en los cuatro pilares de nuestra labor en la OEA: desarrollo, seguridad, democracia y derechos humanos. En todas estas áreas existen amplias oportunidades de incidencia y contribuciones de todos los actores sociales.

Agradecemos al Perú por promover este lema y su visión en los trabajos preparatorios para esta Asamblea, que nos ha reunido durante los últimos meses para compartir mensajes e ir alineando perspectivas para las conversaciones que tendremos hoy y durante los próximos días de sesiones.

Durante la pandemia vimos con claridad que la desigualdad es una constante en nuestro hemisferio. En un mundo interconectado como el que vivimos, sabemos que las situaciones que surgen en otras latitudes tienen un impacto en nuestra región que afecta principalmente a quienes ya estaban expuestos a situaciones de vulnerabilidad y exclusión.

No se puede continuar excluyendo, no es momento de insistir en crear y construir narrativas de polarización y de discriminación que solo llevan a mayor violencia y que nos distraen de las labores cruciales que tenemos por delante.

Ir juntos contra la desigualdad nos exige despojarnos de prejuicios, ver a quienes no comparten nuestra realidad y ser tolerantes ante quienes piensan distinto.

Hoy debemos apoyarnos en la solidaridad y enfocarnos en tender puentes y en trabajar juntos para resolver la violencia, la falta de oportunidades, los temas de educación, la falta de acceso a salud y los retos a la democracia.

En esta Asamblea General recibimos cientos de organizaciones de la sociedad civil y a más de 600 personas representantes de las mismas. Queremos destacar el alto número de organizaciones de sociedad civil en el registro de la OEA, que ahora es de 650.

Valoramos el compromiso de estas organizaciones con la OEA. Los aportes que realizan a los trabajos de la Organización son importantes y reconocemos el esfuerzo de continuar impulsando acercamientos e iniciativas en común que suman capacidades y visiones.

Confiamos que su participación será también una oportunidad de dar ejemplo de tolerancia. Como bien establece el lema de la Asamblea, el segundo elemento clave en estos días será la lucha contra la discriminación. Una discriminación que reconocemos de forma muy visible pero también en forma silenciosa y sistémica en nuestro hemisferio.

La discriminación motiva violencia, segregación y muerte, pero también es aliada silenciosa de la desigualdad, la marginación y la pobreza.

Continuaremos firmes en no admitir retrocesos que nos alejen de reconocer y valorar la diversidad. Seguiremos trabajando por preservar los derechos humanos sin distinción por motivos de raza, religión, identidad o expresión de género, orientación sexual, discapacidad, edad y ni ningún otro.

También seguiremos apoyando a quienes dedican sus esfuerzos a promover y proteger el respeto a los derechos de todas las mujeres.

Sabemos que no solo se trata de generar espacios para incorporar más mujeres, sino de lograr condiciones laborales, sociales, de salud, que sean propicias para que ellas puedan incidir y ejercer liderazgos efectivos.

Confiamos que este diálogo será una oportunidad para escucharnos y procurar identificar y generar conexiones que aporten a las múltiples necesidades que viven nuestros pueblos.

Que tengan un diálogo fructífero y productivo.

Desde nuestra Secretaría General, desde la Sección de Relaciones con la Sociedad Civil de la Secretaría de Acceso a Derechos y Equidad y desde todas las instancias de nuestra organización, cuentan con el compromiso férreo de seguir con ustedes siempre.

Muchas gracias.