Discursos y otros documentos del Secretario General

DURANTE LA SESIN EXTRAORDINARIA DEL CONSEJO PERMANENTE PARA ANALIZAR LA SITUACIN EN BRASIL

11 de enero de 2023 - Washington, DC

La OEA tiene los instrumentos y los principios democráticos para analizar y condenar este patrón de amenazas a la democracia en este hemisferio, como fue expresado por varias delegaciones, rescato especialmente la intervención del Representante Permanente de Suriname al respecto.

Por eso valoramos el llamado que hizo el Presidente de Colombia -el mismo día- de hacer una sesión del Consejo Permanente para analizar esta situación. Le agradecemos especialmente al Embajador de Chile, así como a las demás delegaciones que acompañan la convocatoria a esta Sesión Extraordinaria del Consejo Permanente para atender la grave situación presentada el domingo 8 de enero en Brasil.

Las instituciones brasileñas ya dieron respuesta efectiva a la situación, como fue muy bien señalado por el Representante Permanente, Embajador Octavio Brandelli.

Estamos aquí para brindar apoyo, para trabajar sobre acciones como estas, que ya dejaron de ser eventos aislados. Como lo han expresado las demás delegaciones que han hecho uso de la palabra, condenamos de la manera más clara y enérgica esta movilización de carácter fascista y golpista que ha amenazado a los tres Poderes del Estado en Brasil y que como he señalado no constituye un hecho aislado.

Así lo expresé como Secretario General de la OEA tan pronto tuve conocimiento de lo que estaba sucediendo. Reitero toda nuestra solidaridad y apoyo al Presidente Luis Inacio Lula da Silva, a los demás Poderes del Estado, así como al pueblo de Brasil y a las instituciones.

Cuando la democracia está amenazada, como lo demuestra la asonada del domingo anterior en Brasilia, nos corresponde a todos, a todas, actuar de manera inmediata y firme para defenderla y para volver a promoverla investigando, denunciando determinando responsabilidades De todos, de instigadores, de financistas y de responsables intelectuales.

Como señaló el Presidente Lula:

“No es posible que un movimiento dure tanto como lo hizo frente a los cuarteles si no hay gente que lo financie… Fue muy difícil para nosotros conquistar la democracia en este país. Necesitamos aprender a convivir democráticamente en la diversidad.”

Repito este último llamado del Presidente Lula, necesitamos aprender a convivir democráticamente en la diversidad, todos y todas.

La movilización fascista que invadió Brasilia el domingo forma parte de un movimiento que está presente no sólo en Brasil, está presente en otros países.

En contexto general, todo ataque cargado de ideología es una vergüenza. Es necesario investigar también si operan en forma coordinada. El modus operandi tiene características ya conocidas, difunden noticias falsas, se apropian de los símbolos patrios, desprecian la diversidad y desconocen las instituciones democráticas.

Fue muy simbólico que se hayan movilizado promoviendo una ideología ultranacionalista y atacando las instituciones democráticas, poco después que el Presidente Lula expresara en sus discursos su voluntad de atacar problemas que no sólo preocupan a Brasil, sino a todo el hemisferio y al mundo. Me refiero a la necesidad del desarrollo sustentable, la lucha contra la desigualdad y la pobreza en un marco de convivencia democrática en la diversidad.

Esta movilización no es sólo un ataque al Presidente Lula y al Gobierno democráticamente elegido en Brasil.

Esto no debemos tomarlo como un hecho aislado.

A todos nos atacan cuando se reacciona en forma fascista al desarrollo sustentable, a la lucha contra la desigualdad y la pobreza, o al marco de convivencia democrática en la diversidad.

Debemos estar siempre del lado de la defensa, promoción y fortalecimiento de la democracia, del Estado de derecho, de los derechos humanos y de las libertades. No puede ser de otra manera. Ese fue el mandato que recibimos y al cual nos debemos.

El autoritarismo nunca nos puede ser indiferente, el golpismo nunca nos puede ser indiferente.

La preservación de la democracia al amparo de la Constitución y de sus garantías son parte esencial de la Carta de nuestra Organización, así como de las convenciones Interamericana de Derechos Humanos y la Carta Democrática de la OEA. Los Estados Miembros de la OEA adoptaron la democracia como un elemento básico para asegurar la estabilidad, la paz, la seguridad y el desarrollo de la región.

Por este motivo que la defensa, promoción y fortalecimiento de la democracia hace parte de nuestro ADN como Organización, así como debe serlo para todos los Estados Miembros de la OEA.

La Democracia, como lo ha demostrado el Presidente Lula a raíz de esta grave situación presentada, se defiende con más democracia. Frente a los actos de vandalismo y violencia generados por la turba de fanáticos que mancilló la sede de los tres Poderes del Estado se ha actuado con la firmeza que corresponde, dentro de las normas previstas por la ley.

Reiteramos nuestro apoyo irrestricto a la institucionalidad democrática en Brasil, y, una vez más, nuestra condena a los hechos ocurridos allí el domingo anterior.


Gracias.