Discursos y otros documentos del Secretario General

VISITA MINISTRO DE ASUNTOS EXTERIORES DE ESPAA, JOS MANUEL ALBARES BUENO

11 de mayo de 2023 - Washington, DC

Recibimos con gratitud y entusiasmo la iniciativa presentada por usted en nombre de España para el desarrollo de una Alianza con las Américas para afrontar los retos y transformaciones en los que se encuentra la región.

Queremos además resaltar que en el título de su presentación refiere a la necesidad de nuevas soluciones.

Nuevas soluciones porque nos enfrentamos a nuevos desafíos, y nuevas soluciones porque algunas de las soluciones que se han desarrollado en el pasado deben ser revisadas.

La Alianza propuesta y las nuevas soluciones deben reconocer también la historia de acumulación de esfuerzos de cooperación anteriores.

España ha sido siempre un decidido aliado de nuestros Estados Miembros en la construcción de justicia, democracia, paz y en el fortalecimiento del Estado de derecho.

Desde su vinculación como Observador Permanente en 1972, España ha aportado a la OEA más de 70 millones de dólares, con los que se han financiado aproximadamente 170 proyectos y actividades prioritarias en la agenda regional.

En todas esas áreas de cooperación en los años recientes y hacia el futuro sobresalen algunos desafíos tan urgentes como importantes.

El cambio climático y los desastres naturales generan consecuencias que requieren esfuerzos de cooperación para el desarrollo de sociedades resientes.

La desigualdad y la pobreza requieren esfuerzos de cooperación para la reducción del informalismo, la capacitación laboral, el acceso al financiamiento de las pequeñas y medianas empresas y el fortalecimiento de instituciones inclusivas en la región.

Nos referimos a instituciones políticas que aseguren el fortalecimiento de la democracia y el acceso equitativo a los derechos humanos, a instituciones económicas que eviten la concentración de poder y de riqueza y promuevan la equidad y la competencia, y a las normas sociales que reconozcan la diversidad y promuevan la pluralidad y la inclusión.

La migración requiere de marcos normativos consensuados y de esfuerzos de cooperación de integración de las personas en las comunidades receptoras y asimismo cooperación para el desarrollo local en las comunidades donde se origina la emigración.

El crimen organizado es otra de las prioridades que debemos atacar. Ha sabido sobrepasar las barreras geográficas entre las Américas y Europa. Nuestras instituciones de cooperación regional deben ser ágiles y eficientes para enfrentar el crimen organizado y el narcotráfico.

Quisiéramos también, llamar la atención sobre la urgencia de reconsiderar el criterio de renta per cápita para la asistencia oficial para el desarrollo. Definitivamente nuestros países, aún cuando alcancen un nivel de renta per cápita media para la asistencia oficial para el desarrollo, tienen vulnerabilidades vigentes, vulnerabilidades que necesitan ser atendidas.

Por otra parte, América Latina y el Caribe reciben diversos shocks externos en forma periódica. Por ejemplo, los shocks de demanda externa, de precios de sus productos de exportación, de tasas de interés, los propios del cambio climático, de desastres naturales.

No es la renta lo que define los niveles de exposición a shocks externos, las vulnerabilidades y la capacidad de respuesta de cada país, y por tanto no debiera ser ése el criterio para el acceso preferencial a mercados, al financiamiento y a la cooperación.

Esta característica histórico-estructural de la región (expuesta a shocks externos) obliga a que la asistencia oficial al desarrollo considere las vulnerabilidades de los países.

Considerar las múltiples dimensiones del desarrollo y las múltiples dimensiones de vulnerabilidad de los países es un imperativo urgente para cambiar el criterio economicista de la asistencia oficial al desarrollo.

Hacemos un llamado a que la Alianza propuesta juegue un papel protagónico en ese cambio, reconociendo la heterogeneidad multidimensional entre países y al interior de los países y abogando por nuevos criterios para que los países en desarrollo puedan acceder, en cada shock, a financiamiento concesional, a preferencias comerciales y a cooperación.

Hacemos también un llamado a que la Alianza que se propone facilite estudios entre académicos, rondas de negocios en el sector privado e intercambio de conocimiento en el sector público y, en particular, diálogos políticos para la edificación de consensos para el desarrollo y el fortalecimiento democrático en nuestros países.

Con el Reino de España nos unen estrechos lazos dentro de una historia común, comenzando por el más cercano de todos, que es el compartir una cultura común, sustentada en el idioma Español, que es hablado por más de quinientos millones de personas en el mundo.

Hace un par de meses, el escritor nicaragüense Sergio Ramírez, luego de ser ilícitamente expatriado por la dictadura que gobierna el país, habló de la lengua y la definió como su “patria”. Lo anterior, justo después de que España, en un significativo gesto de solidaridad, fuera el primer país en ofrecerle la nacionalidad, que ahora posee.

Muchas gracias