Discursos y otros documentos del Secretario General

XIV CONMEMORACIN DEL TERREMOTO EN HAIT (2010) CONSEJO PERMANENTE

8 de febrero de 2024 - Washington, DC

Conmemoramos hoy, en esta sesión del Consejo Permanente, un triste evento que ha marcado la historia reciente de Haití. El décimo cuarto aniversario del terremoto del 12 de enero de 2010. EL movimiento telúrico golpeó las bases mismas de la sociedad haitiana; la destrucción fue implacable, el daño inconmensurable; el dolor, lo sentiremos para siempre.

Esta tragedia de proporciones históricas ocurrió en un país que ha sufrido una gran cantidad de agitación y que se ha visto afectado negativamente por tantos desastres naturales en los últimos años. La resiliencia del pueblo de Haití se vio seriamente puesta a prueba por los acontecimientos vinculados al terremoto del 12 de enero de 2010.

En este día tan triste, nos unimos a todos en Haití y a la comunidad internacional para lamentar la pérdida de esos miles de haitianos que perecieron en ese día terrible. Deseo reiterar nuevamente nuestras más sinceras condolencias y pesar al gobierno y al pueblo de Haití.

De los escombros surgió el sufrimiento más profundo que un ser humano puede padecer, pero también de las ruinas surgió una fraternidad única, primero en Haití y después por parte de los países hermanos de Haití, que corrieron a su ayuda inmediata.

Fue una muestra clara de cómo una tragedia puede unir a pueblos lejanos y ofrecer lo mejor de uno mismo, como individuo y como nación: frente a situaciones desoladoras trascendemos las diferencias y las barreras que muchas veces nos imponemos.

Catorce años después seguimos unidos y solidarios hacia Haití. Estamos abordando esta tarea no sólo en su dimensión material sino también social: la de la construcción de un Estado que garantice valores fundamentales para el bienestar de toda la población.

La recuperación de la nación haitiana pasa indefectiblemente por el diálogo, a través de la renovación de un sistema político más igualitario donde cada ciudadano tenga su lugar, que permita consolidar y forjar una sociedad más pacífica y próspera.

Hoy día renovamos el compromiso de la Organización de los Estados Americanos en ayudar a la nación haitiana en lograr la estabilidad para poder construir un futuro mejor para tsus ciudadanos.

Que esta conmemoración se enmarque con los esfuerzos importantes que estamos realizando actualmente en Haití, tanto humanos como materiales. Estamos convencidos que, con el esfuerzo importante que están realizando los Estados Miembros y Observadores, continuaremos reforzando las capacidades locales para ofrecer alternativas viables para su desarrollo.

Muchas gracias.