Discursos y otros documentos del Secretario General

DURANTE EL CONSEJO PERMANENTE PARA CELEBRAR DA DE LA MUJER DE LAS AMRICAS

21 de febrero de 2024 - Washington, DC

El Día de la Mujer de las Américas conmemora el legado de aquellas mujeres que crearon la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM). Este hito histórico de establecer la primera Organización regional con el compromiso de avanzar en la igualdad y en los derechos de las mujeres debe conmemorarse, recordando las luchas que las mujeres de las Américas dieron y siguen dando cada día. Felicitaciones por su trabajo, sus logros y su lucha incansable y por esta lucha que el feminismo sigue dando cada día.

Existe un camino tortuoso y arduo por recorrer. teniendo en cuenta los constantes desafíos y los obstáculos artificiales que también van surgiendo en estos nuevos años, la mayoría de los cuales conllevan impactos diferenciados sobre las mujeres de las Américas y en muchos casos en contra las mujeres de las Américas. El cambio climático, las olas migratorias, el deterioro de las democracias, la evolución de los espacios digitales y la inteligencia artificial.

Frente a estas situaciones desafiantes que enfrentamos como región, y desde la fundación de la CIM, hay un factor que, si bien ha venido evolucionando, se ha mantenido constante desde los inicios de las luchas de las mujeres. Me refiero a la necesidad de que se atiendan sus temas, problemas, sus intereses, sus necesidades estratégicas en todos los espacios de la sociedad. La sociedad debe cambiar completamente para asimilar estos conceptos, estos derechos, estas necesidades y estos intereses. Nuestra pequeña sociedad aquí, de la Organización de los Estados Americanos también debe cambiar a esos efectos.

Es relevante porque conlleva la institucionalidad de género, tanto a nivel nacional y local y por supuesto en la multilateralidad. La CIM es la organización que lidera esta institucionalidad de género en la multilateralidad en las Américas, mientras que en la gobernanza nacional son los Ministerios de las Mujeres.

La institucionalidad en sí es uno de los factores más relevantes en la construcción de democracias justas y eficientes, pero sobre todo en los temas de la agenda de las mujeres es esencial para que las luchas que se vienen dando desde nuestra independencia , sobrevivan y se afirmen, sean cada vez más fuertes, sean vigentes ç, sea verdaderamente el cambio que necesitan nuestras sociedades.

La institucionalidad de género requiere entonces un fortalecimiento de una arquitectura estatal para la igualdad de género y lograr que esa estructura tenga su funcionamiento de los Mecanismos Nacionales para el Avance de las Mujeres en el centro implique no solamente el reconocimiento de la importancia de las instancias de género a nivel de gobierno y de su constante coordinación con gobiernos territoriales, donde se realiza la transversalidad de género, sino que se afirmen en cada espacio cultural, social, económico y productivo de las Américas.

En el marco de la multilateralidad, particularmente de nuestra Organización, destaca la CIM como ese órgano especializado que impulsa con esta Secretaría General planes estructurales transformadores como lo ha sido el Plan de Paridad y el Programa Interamericano sobre la Promoción de los Derechos Humanos de la Mujer y la Equidad e Igualdad de Género.

Quiero hacer especial mención a que la institucionalidad de género requiere el compromiso de todas y todos, y por ello, resalto la necesidad del involucramiento de nosotros, los hombres, para el avance de esta agenda de género como bien de la humanidad. Una transformación cultural y social no solo requiere el cambio individual, sino colectivo, y traducido en estos lugares de trabajo, desde donde buscamos generar un impacto duradero que cambie la vida de la gente. En ese sentido apoyamos la moción presentada por Héctor Arce de la delegación de Bolivia, sobre la necesidad de consolidación de ese espacio de las mujeres con la redesignación del nombre de héroes y heroínas de las Américas, que debiera ser heroínas y héroes de las Américas y que después los países hagan las contribuciones necesarias para que sea así, para que sea una realidad, porque son los países los que tienen que aportar esos bustos que están faltando en la galería de las heroínas y héroes de las Américas.