Discursos y otros documentos del Secretario General

SESIN PROTOCOLAR DEL CONSEJO PERMANENTE PARA RECIBIR AL PRESIDENTE DE GUATEMALA, BERNARDO ARVALO

26 de marzo de 2024 - Washington, DC

Señor Presidente Bernardo Arévalo, señor Canciller, amigas, amigos, colegas.

Es un gran honor y una inmensa satisfacción recibirlo hoy en este Consejo Permanente de la OEA, que ha sido actor de su lucha por los valores democráticos a lo largo de los años: en los consensos que siguieron a los Acuerdos de Paz de Guatemala, luego en los procesos de reforma en seguridad, y más tarde en el activismo ciudadano y político que lo llevó a la constitución del Movimiento Semilla, con el que alcanza la Presidencia de la República de Guatemala luego de las tensiones y amenazas que todos conocemos.

Los resultados electorales que refrendaron su triunfo político se tradujeron en una ofensiva sin precedentes para impedir su ascenso al poder, judicializando el proceso de transición política y poniendo en riesgo la democracia en Guatemala, su llegada a la Presidencia de la República.

Sabemos del pasado, sabemos lo que hizo el pueblo de Guatemala, lo que hizo usted y su partido y lo que se hizo desde la comunidad internacional. Sabemos el pasado y debemos evitar cualquier repetición del mismo. Por eso el futuro es más importante hoy, que se construya la institucionalidad en desarrollo, en democratización en justicia social para que, lo que ocurrió, no ocurra nunca más.

A la fecha las instituciones democráticas siguen lidiando con grandes desafíos que desde aquí seguimos con atención. Las acciones impulsadas desde el Ministerio Público desde 2023 continúan.

Fuimos testigos durante meses y hasta la misma jornada del 14 de enero de las dificultades que enfrentó la democracia guatemalteca, pero debemos tener claro que para usted y para nosotros no habrá momentos celebratorios, sino de trabajo.

Su gobierno ha hecho un gran esfuerzo por presentar un gabinete casi paritario, así como su compromiso con los pueblos indígenas reflejados en el histórico acuerdo de desarrollo del IXIL, reflejan su voluntad de atender una de las expectativas populares sobre una participación más equitativa y una gestión política que reconozca a todos y todas.

Tienen una oportunidad histórica para que la democratización avance en el país, se consolide y proyecte al desarrollo. La oportunidad para democratizar el país está sobre la mesa.

Usted y su equipo tienen ante sí múltiples retos y desafíos. Las complejas estructuras de corrupción, impunidad, y crimen organizado que se han consolidado por décadas, y que han penetrado las instituciones públicas, son un gran reto a vencer. Y estos graves problemas son compartidos por varios otros países de la región.

Señor Presidente,

En su Plan de Gobierno se encuentra “Sembrar las semillas de un nuevo contrato social: para construir los grandes acuerdos nacionales en Educación; Salud; Desarrollo; Medio Ambiente; y un Acuerdo de bases para un diálogo constitucional”.

Deseo reiterar nuestra voluntad de apoyar a su gobierno y su país en estas materias que se relacionan directamente con las prioridades de su administración. Cito solo algunos de los temas donde nos tiene a su disposición:

• Datos Abiertos para Prevenir y Combatir la Corrupción y para lograr un Gobierno Abierto
• Asistencia a personas solicitantes de asilo, refugiadas, desplazadas internas, migrantes y retornadas en Centroamérica
• Asistencia Técnica en materia de Seguridad
• Apoyo en materia de ciberseguridad y control de fronteras
• Apoyo al diálogo y concertación nacional, entre los diversos sectores de la sociedad guatemalteca, para fortalecer las políticas públicas;
• Apoyo en la defensa y promoción de los derechos de las mujeres
• Apoyo en la defensa y promoción de los derechos de los pueblos originarios
• Asistencia en materia de gestión del agua
• Apoyo al trabajo de la Zona de Adyacencia Belize-Guatemala, cuyo informe de gestión de 20 años se presentó recientemente en este Consejo Permanente;
• Observar procesos institucionales, los que usted solicite y por supuesto los otros temas que su gobierno considere dentro del instrumental de nuestro mandato,

Quiero aprovechar la ocasión para aplaudir su invitación a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Estimado Presidente,

Sabemos bien que existen problemas y diferencias dentro de un sistema democrático de gobierno. Lo fundamental estriba en que, en un Estado de derecho, se canalizan a través de las instituciones y con respeto a la Constitución, como usted, señor Presidente, lo ha reiterado y cumple.

Nos corresponde asegurar que dentro de nuestros Estados haya un balance de los poderes, con un organismo electoral independiente, un Poder Judicial independiente y un Congreso fuerte. Cada una de estas instituciones es fundamental en el proceso de asegurar más y mejor democracia.

Señor Presidente,

Como usted bien sabe siempre hay más derechos que garantizar, siempre hay mejor institucionalidad que construir, siempre es necesario que todas las instancias públicas evolucionen para que estén más cercanas a los derechos de la gente, a las necesidades de la gente, para que puedan dar soluciones a los problemas cotidianos de nuestros pueblos.

La defensa, promoción, señor Presidente, y nuestro firme compromiso para acompañar el fortalecimiento de la democracia en su país.

El fortalecimiento de la democracia hace parte de nuestro ADN como Organización, hacen parte del ADN de la región y es por esto que mantenemos nuestra determinación de abogar por soluciones duraderas para todos y para todas. Nos corresponde lograr más inclusión, más propiedad, más protección, más dignidad y más derechos para más gente.

Para lograrlo debe ser un país de libertades, garantizadas para todas las personas, para cada una de las personas. Debe ser un país de democracia con certezas jurídicas, certezas sociales, certezas económicas, certezas políticas.

Sin libertades y sin justicia en todos los sentidos -justicia social, justicia que da el derecho, la justicia económica- no hay país para la gente, para el pueblo. Aquello que es tan precioso, tan necesario, que usted quiere lograr: que haya patria para todos.

Gracias señor Presidente