Discursos y otros documentos del Secretario General

SOBRE RESOLUCIN: APOYO A LA TRANSICIN DEMOCRTICA EN HAIT.SESIN ORDINARIA DEL CONSEJO PERMANENTE

3 de abril de 2024 - Washington, DC

Gracias, Embajador Thomas, por mantenernos informados sobre los acontecimientos en Haití y gracias al Embajador Mora, presidente interino, y a todos los miembros del Grupo de Trabajo sobre Haití.

La Secretaría General sigue con gran preocupación la situación de inseguridad y violencia en el país, el terrible costo humano que sigue provocando -en dolor, hambre, miseria y pérdida de vidas y medios de subsistencia- y el impacto que sigue provocando en la paz y en la seguridad. Eso sin hablar de las pérdidas materiales sustanciales y el deterioro general que todos conocemos. Todo esto es atribuible directamente a las acciones extremas y violentas de los poderes fácticos que existen y que conviven en Haití. Poderes fácticos haitianos, muchos de ellos vinculados al crimen organizado.

Hace ya casi 18 meses que se solicitó el apoyo de la OEA y de las Naciones Unidas para restablecer la seguridad, la democracia y el Estado de Derecho en Haití. Ayer se cumplieron seis meses desde que las Naciones Unidas aprobó la Misión Multinacional de Apoyo a la Seguridad (MSS) En aquel momento, al celebrar la aprobación de la Misión, se señaló que “Más que un simple voto”, la aprobación de la Misión era “una expresión de solidaridad con una población en angustia, un rayo de esperanza para el pueblo que lleva demasiado tiempo sufriendo”.

Sin embargo, el pueblo haitiano sigue en angustia y el "rayo de esperanza" continúa luchando contra retrasos y obstáculos persistentes. Señor Presidente, sabemos que es tiempo de actuar, que es tiempo de restablecer la paz y la seguridad en Haití, teniendo en cuenta la situación del país, teniendo en cuenta las condiciones sociales y políticas, teniendo en cuenta también a la subregión y a la región.

Como se señala en la Resolución, reconocemos y acogemos las diferentes acciones e iniciativas que se han emprendido en apoyo de Haití. En particular la iniciativa del CARICOM de apoyar la formación de un consejo presidencial de transición y el nombramiento de un primer ministro interino, que pueda impulsar soluciones a la crisis actual, dirigidas y asumidas por Haití, incluida la facilitación del despliegue de la tan esperada Misión Multinacional de Apoyo a la Seguridad (MSS). Esperamos con atención la instalación urgente del Consejo y el inicio de sus trabajos. También tenemos que ser conscientes de la necesidad de gobernabilidad y de gobernanza que va a tener el mismo, a los efectos de imponerse y revertir las acciones que hoy prevalecen instaladas por los poderes fácticos vinculados al crimen organizado y a la violencia que impera en el país.

Una vez más, insto a todos los Estados Miembros y Observadores Permanentes de la OEA, así como a todas las partes interesadas de la comunidad internacional, a redoblar esfuerzos para prestar todo el apoyo que esté a su alcance, a fin de aliviar el sufrimiento de las personas que habitan este Estado Miembro hermano y apoyar las acciones en curso para restablecer la seguridad, el Estado de Derecho y el respeto por los derechos humanos. En ese sentido, valoramos especialmente a aquellos que han tomado como referencia a la Organización de los Estados Americanos para importantes proyectos vinculados a la democracia y a la acción social dentro del país.

También es importante destacar que, una vez restablecida la seguridad por aquellas organizaciones que tienen el mandato para ello-, esperamos con interés la preparación y celebración de elecciones creíbles, libres y justas, que conduzcan al restablecimiento de la democracia en Haití.

Con este fin y consciente de la amplitud del trabajo a realizar en la preparación del eventual proceso electoral, la Secretaría General solicitó recientemente a la Comisión Europea para la Democracia por el Derecho - la Comisión de Venecia - analizar el marco legislativo de las elecciones de Haití y apoyar en la identificación de soluciones legislativas que puedan servir de base para la realización del próximo y futuros procesos electorales. Me complace comunicar que la Comisión aceptó nuestra solicitud y ya está trabajando en este análisis, con el apoyo del Departamento de Cooperación y Observación Electoral de la Secretaría para el Fortalecimiento de la Democracia de la OEA.

Junto con el trabajo de otras áreas en las que la Secretaría General de la OEA está prestando su experiencia técnica, esta iniciativa subraya nuestro compromiso de colaborar con las autoridades y el pueblo de Haití.

Señor Presidente, Haití es un Estado Miembro hermano de la OEA, miembro fiel de nuestra comunidad regional y signatario original de la Carta de la OEA. Le debemos al país y a su pueblo, a su historia nuestra solidaridad, nuestras energías y todos nuestros esfuerzos.

Muchas gracias